Juego responsable

Juego Responsable es el conjunto de medidas multidisciplinares encaminadas a mantener la actividad de la persona en relación a los juegos dentro de los parámetros saludables.

¿Tengo yo problemas con el juego?

Si no estás seguro de haber desarrollado un problema con el juego, puedes utilizar este sencillo cuestionario.

 

IR AL CUESTIONARIO


PROHIBICIONES DE APOSTAR

  1. La participación en las apuestas reguladas en este Reglamento estará prohibida a:
    1. Los menores de edad.
    2. Las personas que voluntariamente hubieran solicitado que les sea prohibido el acceso al juego, que lo tengan prohibido por resolución judicial, o que hayan sido declarados incapaces, pródigos, o estén incursas como deudoras en concurso culpable.
    3. Quienes presenten síntomas de embriaguez, intoxicación por drogas o enajenación mental.
    4. Quienes porten armas u objetos que puedan utilizarse como tales.
    5. Los accionistas, partícipes o titulares de las empresas autorizadas para la organización y explotación de las apuestas, su personal directivo y sus empleados, así como los cónyuges, ascendientes y descendientes hasta el primer grado de consanguinidad o de afinidad, en las apuestas comercializadas en virtud de dicha autorización.
    6. Los directivos de las entidades participantes en el acontecimiento objeto de las apuestas.
    7. Los deportistas, entrenadores y participantes directos en el acontecimiento objeto de las apuestas.
    8. Los jueces o árbitros que ejerzan sus funciones en el acontecimiento objeto de las apuestas, así como las personas que resuelvan los recursos contra las decisionesde aquéllos.
    9. Los funcionarios que tengan atribuidas funciones de inspección y control en materia de juego.
    10. Quienes hayan sido sancionados con la prohibición de entrada a locales de juego por infracción a las disposiciones de la Ley Foral 16/2006, de 14 de diciembre, del juego.

SI JUEGAS CON RESPONSABILIDAD, GANAS

Apostar es una manera excitante de asumir un riesgo, siempre que ese riesgo se mantenga bajo control. Hay que jugar responsablemente, no temerariamente. La clave es que el juego no se convierta en un problema.

  • Juega de forma espaciada (no más de 3 días por semana).
  • Apuesta en compañía.
  • No apuestes cuando estés muy nervioso/a deprimido/a o irritado/a.
  • Juega para divertirte, no para solucionar los problemas económicos.
  • Juega con una parte del dinero destinado al ocio, no con el necesario para los gastos cotidianos.
  • Fíjate límites de tiempo y de dinero dedicados a las apuestas no te pases.
  • Atiende a las obligaciones diarias (familiares, laborales, sociales, etc.).
  • Busca otras aficiones y mantén tus relaciones sociales habituales.

SEÑALES DE ALERTA

La progresión del juego ocasional y recreativo al juego problemático puede, a veces, ser rápida. A continuación figuran algunas indicadores que encienden las luces de alarma.

  • Apostar muy frecuentemente.
  • Gastar casi todo el dinero disponible en el juego.
  • Pensar o hablar de apuestas muy a menudo.
  • Intentar apostar menos, pero no ser capaz de hacerlo.
  • Apostar más para intentar recuperar el dinero perdido.
  • Mentir en relación con el juego.
  • Pedir dinero prestado para apostar.
  • Poner en riesgo el trabajo o la familia por causa del juego.
  • Beber alcohol en exceso.
  • Apostar como un medio de evadirse de otros problemas.

¿TENGO YO PROBLEMAS CON EL JUEGO?

Uno no se convierte en jugador problemático de la noche a la mañana. Si no estás seguro de haber desarrollado un problema con el juego, puedes utilizar este sencillo cuestionario.

Puedes pedir ayuda o consejo en los siguientes organismos:

Aralar Asociación de Ludópatas de Navarra